El nadador Pablo Fernández bate el Récord Guiness de horas nadando en piscina de corriente.

El nadador Pablo Fernández bate el Récord Guiness de horas nadando en piscina de corriente.

El 7 de mayo de 2020 a las 9:01:01 el nadador Pablo Fernández batió el Récord Guinness de horas continuas de nado en piscina de corriente. Para diferenciar su marca de la anteriormente lograda, el deportista madrileño había planteado el desafío de completar en 1h más el record anterior, fijando finalmente la nueva marca en 25h 4min 25 seg.

La marca anterior era de 24h 1 minuto y la ostentaba Yuko Matsuzaki. La nadadora comentaba en una entrevista como no tenía problemas para nadar largas distancias. Añadía las ventajas de nadar en una endles pools como no tener que preocuparse de tiburones, cocodrilos o medusas.

Precisamente este es uno de los puntos en los Pablo Fernández había trabajado para conseguir sus récords anteriores: nadar los 100km más rápidos de la historia, primer cruce a nado de la desembocadura del río Congo, los 5km a nado más rápidos con grilletes. Consciente del papel que juega la mente y la fauna de altamar durante los retos de aguas abiertas de este calibre, durante el 2019, el nadador español había realizado una sesión de natación en aguas abiertas en Sudáfrica. Allí pudo nadar con tiburones y documentarlo con escalofriantes imágenes que han dado la vuelta al mundo.

 

Su última hazaña ya llevaba un tiempo rondándole la cabeza. Fernández ya se había encontrado con Yuko en el WOWSA Ocean Fest en octubre 2019. Pero fue a principios de Abril 2020, tras conseguir recuperarse de la COVID 19, cuando tomó la decisión final. Dada la situación de emergencia sanitaria que confinaba al mundo entero en sus casas, recaudar fondos para la lucha contra el virus tomaba todo el sentido. Ayudar a  Cruz Roja Responde “confinado” en su piscina de corriente de Clicars era su mejor manera de rendir homenaje y apoyar el trabajo de todos los sanitarios que cada día lo dan todo para salvar vidas. Así, una vez que pudo volver a entrenar tras la enfermedad, se marcó una fecha, una hora y un nuevo reto para su palmarés.

El ultra nadador hizo que las primeras horas parecieran fáciles. Cumpliendo con el protocolo del Récord Guinness, cada 55min descansaba 5min que le permitían estirar, comentar su estado o alimentarse. Esta parte fue uno de los retos más importantes ya que su nutrición durante el reto era parte esencial. En su dieta abundaba el aguacate y las bebidas con sales. Necesitaba ser capaz de mantener un ritmo sostenido durante 25h sin calambres musculares ni problemas digestivos. En su preparación había seguido meticulosamente el programa nutricional diseñado por Endika Montiel, adaptando su metabolismo al uso exclusivo de grasas. Para cumplir un reto así necesitaba alejarlo del uso de hidratos de carbono que le dejarían sin “fuelle” en poco tiempo.

El verdadero reto llegaba con la caída del Sol: el sueño acechaba y sólo su fortaleza mental le permitió mantenerse despierto. En ciertos momentos, confesaba tener la sensación de nadar a medio camino entre el sueño y la vigilia. Durante estas horas fue cuando amigos, familiares y nadadores de todo el mundo le sorprendían con vídeos de ánimo que podía ver en los breves descansos. El reto estaba siendo transmitido en directo en su canal de youtube para seguimiento de todo el mundo además de para convertirse en el primer Récord Guinnes certificado telemáticamente.

Después de unas 55.000 brazadas Pablo afrontó el último tramo de su gesta. Sus ánimos subieron con la llegada de compañeros de Clicars. A pie de piscina pero manteniendo la estricta distancia de seguridad, querían ser testigos de cómo se culmina un récord de semejante calibre. Tal fue el balón de oxígeno final que Pablo nos llegó a pedir a los entrenadores de IBERSWIM que subiéramos la corriente de la piscina. Podía y quería llegar a meta como el gran deportista que es. Una meta que había estado ahí durante 25h pero que consiguió cruzar cuando todo el dinero recaudado con este evento único llegó a el Plan Cruz Roja Responde.

Enhorabuena, Pablo, ¡vamos a por el próximo reto!

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + = 30